News People

Kiko Matamoros duda de la muerte de su amigo Albert Solà, hijo ilegítimo del emérito

La entrevista del supuesto hijo de Juan Carlos I se emitirá este sábado 15 de octubre 13 de October de 2022 a las 17:02 por Leonor Vallés
El rey emérito Juan Carlos I y Albert Solà | Vozpópuli

Curioso es que tan solo un día antes de que Albert Solà contara en un plató de televisión que el rey emérito es su padre, caiga desplomado en un bar y fallezca. Y curioso también lo ve su amigo Kiko Matamoros.

El colaborador duda de que, como dice el forense, la muerte de Solà haya sido natural. Asegura, de hecho, que existen métodos para asesinar a una persona sin que deje rastro y sean imposibles de detectar por un médico especialista.

Por eso, Kiko Matamoros ha contado lo que sabe de su historia y de la supuesta paternidad del rey Juan Carlos I. «Hace años lo cerré para un programa de televisión, pero al final no nos dejaron venir», asegura refiriéndose a Albert Solà. «Estaría bajo vigilancia y presionaría donde tenían que presionar para que no compareciera», destaca.

Además, cuenta que «hay mucha información que sale de ex agentes del CNI que no se puede trasladar públicamente. Yo he traído algún dossier que implica a jefes del Estado, traje un tema que filtraron desde allí, con información y expedientes… Siempre estuvo en el convencimiento que era hijo de quien era hijo y se habla de pruebas de ADN».

Por lo que Matamoros sospecha, a su amigo lo han investigado de arriba a abajo para evitar que pudiera hablar de más y que salieron informaciones del rey emérito que pudieran perjudicarle. Aunque ya en 2019 se conocieron unos resultados de ADN que decían que había una coincidencia genética entre ambos del 99,9 %. Unas pruebas realizadas en 2007 por orden del CNI.

La historia de Albert Solà

Albert Solà tenía 66 años cuando se desplomó en un bar después de salir de trabajar. Cayó muerto antes incluso de darle ni siquiera un sorbo a la copa de vino que se había pedido. Una casualidad de la que su entorno más cercano duda, ya que estaba sano.

Hasta su fallecimiento, Solà defendió que el rey Juan Carlos I mantuvo una relación con su madre biológica, ya que él se crió en una familia adoptiva. Su madre era una joven de la alta burguesía catalana llamada Anna María Bach Ramon, con la que el emérito tuvo al parecer relaciones muchos años antes de convertirse en rey.

La entrevista que le realizaron a Albert Solà (previa a su aparición en directo) se emitirá este sábado, 15 de octubre, en Telecinco.