Noticias Gente

Muere José Luis Losa, ganador de ‘Supervivientes 2017’, tras no superar la muerte de su mujer

El cuerpo del ex concursante ha sido hallado sin vida en su domicilio 9 de mayo de 2022 a las 17:01 por Leonor Vallés
José Luis Losa con su mujer, Inma Simarro, al salir de Supervivientes | Instagram @fans.joseluislosa

José Luis Losa, quien fue el ganador de Supervivientes en 2017, ha fallecido a los 47 años de edad. Su cuerpo ha sido encontrado en su domicilio, situado en Munera (Albacete). Las causas de la muerte no han trascendido de momento, aunque sí se conocía que el albaceteño no había superado todavía la muerte repentina de su mujer.

Hace tres meses, conocimos la noticia de que la mujer de Jose Luis, Inma Simarro, había fallecido de forma inesperada a causa de un infarto por la diabetes que sufría. Desde entonces, él solo manifestó el amor que le tenía y todo lo que le estaba costando superar su pérdida.

En una entrevista que concedió a Sálvame ya confesó que «la vida es muy dura, cuando llego a casa me hundo entero”. José Luis aseguró que estaba intentado superar aquel duro golpe con sus seres queridos y con especialistas, y que si de algo se arrepentía era de no haberse gastado el dinero que ganó en Supervivientes con su mujer e invertirlo en un proyecto que tenían ambos.

Una de sus mejores amigas mediáticas, Alba Carrillo, escribía en sus redes sociales: «La vida es ingrata. Tocas el éxito con las manos y el infierno con el corazón. Las personas de apariencia más fuerte son, muchas veces, vulnerables de corazón. Ojalá nos enseñaran desde pequeños, junto con matemáticas y literatura, a gestionar las emociones y sanar las heridas del alma. Y nos dieran nociones para detectar las alarmas que emite el que sufre y poder ayudarle. Ojalá la vida no doliera, a veces, tanto y se hiciera carga insoportable. Ojalá clases para corazones rotos y desesperanza. Descansa en paz, José Luis».

Unas palabras que han dejado claro que José Luis no pudo superar la pérdida de su mujer. No supo gestionar el fallecimiento de su compañera de vida ni sanar las heridas en el alma que aquello le causó. Hoy, le decimos también a él adiós. DEP.

holaWifi