Noticias Música

Raphy Pina, el novio de Natti Natasha, fue condenado a 41 meses de cárcel

El agente de Daddy Yankee deberá pagar una multa de 150.000 dólares (139.179 euros) 27 de mayo de 2022 a las 12:22 por Andreina De Barrio

El productor puertorriqueño de música urbana agente del cantante Daddy Yankee, Raphy Pina, fue sentenciado este martes a 41 meses de cárcel por posesión ilegal de armas de fuego. Pina, llegó acompañado al tribunal junto a su esposa, la cantante urbana puertorriqueña Natti Natasha, y sus hijos adolescentes, admitió que «sí esperaba» dicho castigo, pero aseguró que es una persona que no se rinde y que por ello apelará la sentencia.

«Siempre en mi mente sabía que me iban a castigar», ha admitido Pina en un vivo que compartió en su cuenta de instagram.

El juez Francisco Besosa, del Tribunal Federal de San Juan, dictó esa sentencia contra Pina, quien tendrá que sumar a ese periodo en prisión 3 años y 5 meses más en libertad supervisada y pagar una multa de 150.000 dólares (139.179 euros)

Besosa le indicó además a Pina que tenía hasta las 15.00 horas del pasado martes para entregarse a las autoridades federales de Estados Unidos.

¿De que se le acusa?

Pina enfrentaba dos cargos por posesión de un arma de fuego modificada ilegalmente para disparar de forma automática, y por posesión de armas de fuego por parte de una persona convicta por un delito mayor. Por ello, fue hallado culpable en diciembre, aunque hubo que esperar hasta ahora la lectura de sentencia, que se habría retrasado en varias ocasiones.

El hallazgo de las armas ocurrió en abril del 2020, cuando agentes del FBI en Puerto Rico registraron una casa desocupada propiedad de Pina en Caguas, municipio vecino a San Juan. Según las autoridades, Pina guardaba en una alcoba de la residencia una pistola Glock 19 de 9 milímetros, la cual estaba modificada, y una Smith & Wesson 40, así como 526 municiones de diferentes calibres.

A su salida de la corte, Pina, de 43 años y presidente de la discográfica Pina Records, aseguró que se entregaría en el Centro Metropolitano de Detención de Guaynabo, municipio aledaño a San Juan. «Siempre en mi mente sabía que me iban a castigar. No esperaba la cárcel, pero sí un buen castigo», expresó el empresario puertorriqueño este martes.

holaWifi